Liberados, no libertarios

Día: 22 de Junio

Santoral:  San Albano.

Han sido noventa y ocho días de estado de alarma. En marzo se paró el país, se recentralizaron servicios públicos, las empresas replegaron a sus empleados en sus casas, en la medida de sus posibilidades, los abuelos se quedaron estupefactos en sus sillones, los niños jugaron, estudiaron y hasta entendieron algo más, y las mascotas mantuvieron sus salidas, siendo los “seres” más deseados.

Hoy veintidós de junio es el primer día real de la nueva etapa posterior al estado de alarma. A nivel general, podemos cambiar de provincia, las comunidades autónomas retoman competencias y las empresas tienen un punto de inflexión en sus decisiones para continuar con el trabajo en remoto o seguir con sus planes de retorno.

¿Qué ha pasado con nuestra salud física y psicológica? Algunos han vivido y sufrido en carnes propias el azote, pero no sabemos todavía las consecuencias.

¿Qué ha pasado con nuestra salud mental? Dicen los expertos que nos hemos movido entre las emociones volantes del miedo, la tranquilidad y la culpa en aquellos que ha perdido seres queridos.

¿Qué ha pasado con nuestra economía? Que muchos han visto mermados sus ingresos ante ERTES, cierres, interrupciones de actividad, revisiones de variable, y esto es la personal. En la economía empresarial, las organizaciones con músculo han aguantado, las sin músculo han sucumbido.

Abrí este espacio de confinamiento pensando que duraría menos, que pronto tendríamos certezas y ahora veo que no. No puedo cerrar esta sección, porque solo cambiamos de nombre. Pasamos del estado de alarma al estado de alerta: ante la relajación propia y ajena, ante los rebrotes, ante las secuelas psicológicas de hacernos los fuertes y ante nuestros ahorros mermados.

El trabajo en remoto está por desarrollar, por mucho que tantos expertos en hablar digan que se ha estabilizado. Puede que haya venido para quedarse, pero todavía no hemos aprobado con nota la revalida. Solo cuando seamos capaces de hacer lo que decimos y decir lo que hacemos, será trabajo real.

Sígueme y da me gusta:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *