Pócima de palabras, Súbito y fulminante

El abril de 2016 inicié este blog en el que trataba de plasmar las lecciones aprendidas con el cáncer que me habían diagnosticado. Un buen amigo me dijo entonces que sacar a la luz requiere valentía y hay que medir las consecuencias. Y no le faltaba razón. Sin temor al tumor ha sido uno de mis bastones. Además, cuando me incorporé al trabajo, me permitió compartir el reto de compartir vida profesional y superación personal.

En marzo 2020 abrí el capítulo de confinamiento. Un nuevo reto y revisión de las prioridades de vida cuando un virus nos cambia el paso. Soy persona de riesgo y eso me llevó a mirarlo con otros ojos. Desde que me confiné, pensé que la esta reclusión era un seguro de vida.

Si el diagnóstico me llevó a abrir un blog, el coronavirus un libro. Todo cambió súbito y fulminante para todos, y a mi me llevó a horas deliciosas de teclado. Busqué refugio, paz y respuestas en las palabras. Espero que lo leas lector o lectora, y te reconozcas.

Gracias por estos años de compañía.

Recuerda que todo pasa.

Cuida tu salud.

Sonríe.

Vive.

Sé.

Sígueme y da me gusta:

8 opiniones en “Pócima de palabras, Súbito y fulminante”

  1. ¡¡¡FELICIDADES !!! Blog y libro !!!Pues si, ante situaciones extrañas,desconocidas y sin poder controlar, nos sobrepasan y nos hacen reflexionar ……

    Los artistas cantan, filman un video, pintan un cuadro, escriben un libro, como tú Ma José……..etc. Cada uno expresa lo que lleva en su interior de alguna manera para que los demás lo descubramos.

    Muchas gracias y cada uno podemos reflexionar sobre esta “ pandemia” y cómo nos ha cambiado y en qué en nuestra vida cotidiana.
    Un beso y gracias!

    1. Gracias a ti, Olga. A mi me ha hecho reflexionar mucho: el valor de la salud, nuestra fragilidad, la importancia de la familia, amigos, la necesidad de sociedad cohesionada… Es una oportunidad de mirar hacia adentro, que siempre dejamos para mañana.

    1. Ha sido un placer. Ejercicio de reflexión, imaginación y redacción en libertad. Quise sacar los aprendizajes y evitar así que cuando salga el sol, olvidemos todo lo vivido, sufrido y perdido. Salud y saludos,

  2. Grande, María José.
    Nos brindas 40 relatos mágicos, llenos de vida, esperanza e ilusión por lo que ha sido y por lo que será. Como siempre contagiando optimismo y sabiduría, con exquisito estilo y perfecta redacción!!!
    Gracias por esta publicación!!!!!

    1. Gracias Koro, creo que el hermoso comentario, merece un doble gracias. Tu has lanzado un publicación que merece una lectura reposada Tu nueva A-normalidad.

  3. María José ¡¡enhorabuena!!! cuánta admiración te tengo a esa mirada reflexiva, a tu enorme vida interior y a tu capacidad para plasmarlo en ese blog que nos lleva haciendo compañía desde hace tanto tiempo. Muy orgullosa de ser tu amiga y muy agradecida por tu generosidad.

    1. Cada noche que hemos compartido con un buen vino, con conversación rica en experiencias, me ha servido para trabajar en lo importante de la vida. La vida profesional es muy lucida en una etapa de la vida y te aporta mucho. Un día un virus te pone a tiro de zoom y te das cuenta que quien no aparece no existe. Que no existe quien no aparece. Que hay mucha gente que ni siquiera tiene un ordenador para cada miembro de la mesa, ni una gran ventana desde la que observar. Hay mucha gente que no tiene y es feliz. El blog, uno de mis bastones, me ha demostrado que las palabras sanan el alma y el cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *